Homeopatía - clinica vital

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Homeopatía

Nuestros tratamientos

La palabra  HOMEOPATÍA  (homeos = semejante, pathos = enfermedad) fue empleada por primera vez en 1808 por el doctor alemán Samuel  Hahnemann  (1755-1843).

La homeopatía es un método terapéutico que consiste en administrar al paciente pequeñas dosis de una sustancia que, en dosis elevadas, provocaría en una persona sana la aparición de manifestaciones patológicas; pero en el enfermo que presenta manifestaciones similares, en dosis infinitesimales, es curativa.
Aplicando el principio de  similitud , la homeopatía utiliza los efectos terapéuticos de las sustancias, atenuando su toxicidad utilizando muy pequeñas dosis hasta un nivel denominado " infinitesimal ".

La experiencia prueba que, a pesar de la altísima dilución de la sustancia activa,  el efecto terapéutico persiste . A pesar de que se avanza día a día, el estado de la ciencia no permite aún explicar cómo actúan las diluciones infinitesimales.
La homeopatía confirma que sustancias diluidas por encima de los límites conocidos de la materia , tienen una actividad biológica o física observable, mensurable, reproductible y específica de la sustancia diluida, aunque no quede ningún rastro de ella.
Los medicamentos homeopáticos de administración por  vía oral (gránulos, glóbulos y comprimidos)  se toman normalmente dejando que se deshagan debajo de la lengua.

Para la administración a  bebés en uso pediátrico , los medicamentos homeopáticos se pueden disolver en un poco de agua, en un vaso o en el biberón, sin calentarlos.

Los jarabes, las gotas y el contenido de las ampollas bebibles, se recomienda también mantenerlos en la boca unos segundos antes de tragarlos.
La homeopatía es una técnica terapéutica individualizada que no observa las enfermedades de forma aislada, sino que contempla todo el conjunto de síntomas que afectan a cada paciente. Podemos tener la garantía de que la administración de dosis infinitesimales del remedio actuará potenciando las reacciones biológicas del organismo para alcanzar el equilibrio vital.

Excelentes resultados en el tratamiento de
DERMATITIS ATÓPICAS entre otras patologías y muy eficaz en niños.

La homeopatía puede en ocasiones combinarse con Flores de Bach, terapia basada en la relación entre el alma humana y la manifestación de la enfermedad.

El punto fuerte de la terapia de flores radica en la normalización de los trastornos psíquicos y en la resolución de conflictos internos, así como en la mejoría del dolor físico con causas psíquicas reconocibles
.


 
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal