Hilos Magicos de polidioxanona - clinica vital

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Hilos Magicos de polidioxanona

Nuestros tratamientos

Es un método lifting basado en la implantación de múltiples mini hilos, creando una red o malla que actúa como soporte de los tejidos. Provoca un efecto lifting , a la vez que favorece la producción natural de colágeno. Estimula el rejuvenecimiento de la piel, aportándole vitalidad, elasticidad y una mayor luminosidad.

La aplicación de hilos tensores para el descolgamiento de la piel de la cara es un nuevo método lifting basado en la implantación de múltiples mini hilos de Polidioxanona, que es un material que se reabsorbe a lo largo de un año aproximadamente, creando una red  que actúa como soporte de los tejidos.

Estos hilos, llamados “mini threads”, están fabricados con Polidioxanona (PDO), un material altamente seguro aplicado hace años en técnicas de cirugía cardíaca, que actúa favoreciendo la cohesión de las células. Hasta ahora los otros tipos de hilo utilizados en medicina estética tenían inconvenientes; eran más traumáticos por su efecto mecánico y algunos no eran reabsorbibles.

Los hilos se implantan en la dermis profunda con la utilización de agujas de distintos grosores y longitudes, adecuadas a cada zona, produciendo un efecto lifting inmediato.

Provoca un efecto de elevación inmediato, a la vez que favorece la producción natural de colágeno llevando a un rejuvenecimiento de la piel.

Mejora el aspecto de las pequeñas arrugas, los pliegues nasogenianos y la piel fláccida de la papada.

El número de hilos utilizado variará en función de las condiciones de cada paciente.

Podemos estimar el uso de entre 12 y 15 hilos por zona.

Son completamente reabsorbidos por el organismo en un plazo de entre 6 y 8 meses por absorción biológica (acción enzimática) o por hidrólisis.

Completamente seguros, no producen alergias ni rechazos, ni presentan ningún tipo de efecto colateral. En ocasiones pueden provocar una leve inflamación en la zona que remite a las pocas horas.


La aplicación de los hilos tensores acelera la microcirculación en la zona tratada.

Esto provoca la regeneración de las células y un aumento en la síntesis del colágeno de forma prolongada durante 6 - 8 meses, tiempo que tardan los hilos en ser reabsorbidos por el organismo.

El paciente no necesita un tiempo de recuperación, pudiendo reincorporarse a su vida cotidiana de forma inmediata.

Su aplicación es rápida (30 a 60 minutos), segura y prácticamente indolora.

 
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal