Estudio de sensibilidad alimentaria - clinica vital

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Estudio de sensibilidad alimentaria

Nuestros tratamientos

Es una prueba realizada en laboratorio capaz de valorar la respuesta no alérgica que el sistema inmunológico de algunas personas desencadena de forma específica frente a ciertos alimentos. Esto se valora cuantificando los niveles de Ig G específica frente a los alimentos más habituales de nuestra dieta mediterránea. Las manifestaciones clínicas más frecuentes que pueden presentarse como consecuencia de un proceso de sensibilidad alimentaria son los siguientes:

  •    Tendencia a la obesidad: en personas obesas que no responden a los tratamientos habituales de adelgazamiento, se han experimentado pérdidas de peso al eliminar de su dieta alimentos frente a los que presentaban una alta sensibilidad. Su explicación está científicamente probada. Por tal motivo el estudio de sensibilidad alimentaria está muy indicado como prueba a incluir en las exploraciones clínicas habituales previas a la instauración de una dieta encaminada a tratar la obesidad.

  •    Problemas respiratorios: asma, rinitis. En estos casos se puede solapar con un proceso alérgico.

  •    Procesos dermatológicos: acné, eccema, psoriasis, urticaria.

  •    Trastornos gastrointestinales: estreñimiento, diarrea ,dolores abdominales, hinchazón, síndrome del colon irritable.

  •    Molestias neurológicas: cefalea, migraña, mareo, vértigo.

  •    Trastornos psicológicos: ansiedad, depresión, fatiga e hiperactividad infantil.


Se han encontrado mejorías entre la mitad y los dos tercios de los pacientes que han cumplido la dieta establecida por su médico, suprimiendo los alimentos que a través del estudio se han mostrado menos recomendados.

 
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal